Radio - Martha Debayle - "Atrapado en tu Soledad"

May 13, 2014

¿Qué es la soledad?

  • La soledad es una experiencia dual, pues tiene una parte objetiva (estar solo) y una parte subjetiva (sentirse solo)

    • Estar solo

      • Se define por la ausencia de compañía, permanente o temporal.  Este estado está definido por la cantidad de las personas que te rodean, que en este caso debe ser igual a cero.

    • Sentirse solo

      • Este estado está definido por la calidad subjetiva de la compañía que se tiene.

      • Puedes estar solo y sentirte solo o puedes estar rodeado de gente, aún personas significativas, y no sentirte conectado a ellas.

 

¿Qué causa nuestra soledad?

  • Cuando es objetiva en general es un proceso gradual compuesto por diversos cambios en distintas etapas o situaciones de vida, propios o de las personas significativas:

    • Salir de la escuela

    • Dejar el hogar parental,

    • Cambio de lugar de residencia o trabajo (incluso días u horarios especiales).

    • Casarse y/o tener hijos

    • Divorcio o separación.

    • Conflictos con amigos y/o familiares,

    • Muerte de amigos y/o familiares contemporáneos.

    • Aislamiento voluntario por sentirse incapaz de interactuar o no sentirse merecedor de manera satisfactoria con otros.

 

  • Cuando es subjetiva puede deberse a un proceso de distorsión del pensamiento, en el que la autoestima es un factor crítico.

    • Sentirse un fraude

    • Sentirse rechazado

    • Tener expectativas distorsionadas de lo que es la lealtad y/o amistad las que, al no cumplirse, nos provocan decepción y nos alejan de los que amamos.

    • Ser rechazado por actuar basado en los 3 puntos anteriores.

 

¿Cómo nos afecta la soledad?

  • Se convierte en un círculo vicioso.

    • Mientras más tiempo nos sentimos o pasamos solos, menos capaces somos para socializar con los demás.

    • El resultado es cierta torpeza social, pero el que la padece no piensa en una falta de habilidad como la causa de ella y sí en un problema de identidad (ser tonto, ser malo, ser fea, etc.)

  • Afecta nuestra percepción de las relaciones, viéndolas de manera más pesimista y negativa.

    • Creemos que la gente nos rechaza, que no le importamos, no está interesada en estar con nosotros o que si lo hacen es por lástima.

    • Esto hace que no tomemos iniciativa para interactuar o que rechacemos invitaciones o integrarnos a los demás.

  • La negatividad, pesimismo y aislamiento se convierten en los ingredientes para crear la profecía autocumplida.

    • Como piensas que los demás te rechazan, inconscientemente te portas extraño con ellos y esto hace que efectivamente te rechacen, aunque al final no asocias que fue por lo que hiciste y piensas que es por quien eres.

  • Creas una imagen distorsionada ante los demás.

    • Piensan que verdaderamente no te gusta socializar y entonces dejan de hacerte invitaciones, pues de todos modos las rechazas.

  • Los sentimientos de soledad son contagiosos.

    • Diferentes estudios sociales describen como las personas solitarias tienden a “contagiar” a sus amigos, aislándolos de otros y haciendo que las oportunidades de socializar de ambos se reduzcan dramaticamente.

    • Se forman círculos muy cerrados de 2 o 3 amigos.

 

¿Qué hacer si nos sentimos en soledad?

  • No puedes cambiar de la noche a la mañana las viejas creencias distorsionadas que tienes de ti o de las otras personas, pero siempre puedes atreverte a tener fe en que esto es posible, aunque de momento todavía no sepas cómo hacerlo.

  • Aquí te presentamos una serie de recomendaciones que pueden ayudarte:

    • Toma la iniciativa

      • Empieza por algo relativamente simple como dar los buenos días o saludar a la gente en el trabajo.

      • Hacer un poco de conversación básica con personas que te atienden en la caja del supermercado o en el restaurante.

        • “¿Siempre hay tanta/tan poca gente a esta hora?”

        • “¿Qué me recomienda más, el pastel de chocolate o el de zanahoria?”.

        • (Evita hacer esto si estás en una fila con 135 personas tras de ti esperando su turno).

      • Ve si puedes recuperar algunas amistades o relaciones del pasado.

      • Precaución: En estos intentos, seguro no tendrás éxito en recibir una respuesta positiva el 100% de las veces. Recuerda que siempre te puedes topar con un aislado como tú.

    • Atrevete a dudar

      • De pensar que nadie se interesará en ti.

      • De tu creencia de que eres indeseable, aburrida o tonto.

      • De que las personas de las que te has alejado por mucho tiempo te van a rechazar una invitación a un café o una simple llamada telefónica.

      • Precaución: No trates de pensar lo opuesto a lo que hoy crees; checa el siguiente punto:

    • Se objetivo con un toque de optimismo.

      • No esperes convertirte en el alma de las fiestas o en el más popular de las reuniones, especialmente si has tenido la autoestima muy baja por largo tiempo.

      • Aspira a un cambio de creencias gradual donde, poco a poco, empieces a fortalecer tus habilidades de socializar.

      • Cuida tus conversaciones. A la gente no le gusta rodearse de pesimistas o de gente que sólo cuenta problemas o se queja de todo.

        • No se trata de que finjas nada, sólo que te centres más en tus sueños o deseos que en tus problemas u obstáculos para superarlos.

      • ¿Podrías sostener o decirle a alguien que eres la persona más maravillosa, única, sensacional y más inteligente de la tierra? ¿Cómo te escucharías?

        • Seguramente si respondiste honestamente dijiste que no. Bien, entonces tampoco podrías afirmar lo contrario.

      • Precaución: Ten paciencia, este proceso puede no ser rápido y generalmente hay recaídas.

    • Rodéate de personas sociales y optimistas

      • O al menos no lo hagas de pesimistas y aislados.

      • Si ya tienes tu microcírculo pseudo social de dos amigos, busca integrarlos junto contigo a círculos más amplios probando salir más de casa, haciendo actividades colectivas juntos y evitando sólo conversar entre ustedes en un rincón cuando vayan a una fiesta.

        • Si tus amigos no quieren, no necesariamente tienes que alejarte de ellos. Alterna su compañía con nuevas relaciones que tú vayas formando.

    • Busca ayuda profesional

      • Si sientes que no puedes ya salir de la trampa de la soledad y el aislamiento, siempre es buena idea buscar ayuda profesional de la mano de un psicoterapeuta o asistiendo a actividades grupales orientadas a trabajar con tu autoestima.

 

Escucha el podcast de este programa aquí

Please reload

Entradas destacadas

Radio - Martha Debayle - ¿Escarbo o no en el pasado de mi pareja?

July 15, 2014

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Tags
Please reload