© Derechos reservados Mario Guerra ® es una Marca Registrada de Mario Guerra Rojano 2011-2012

8 de febrero de 2012

TV Los 3 tipos de amor en la pareja - Mario Guerra en TVC

El amor no es un estado estático e inmutable; lejos de ello, evoluciona a partir de estados de gran éxtasis e intensidad hacia distintos caminos posibles que van desde la consolidación de un amor menos impulsivo, pero más maduro y estable, hacia la terminación de este y la ruptura de una relación.

Conocer la evolución del amor, saber sus características y en qué medida podemos crecer y transformarnos con él facilita sin duda el poder mantener una relación satisfactoria con mayor plenitud y por más tiempo.

    1. Deseo
      • Deseo de gratificación sexual…  como un impulso neurológico
      • Es más parecido al hambre; una vez que la satisfaces tiendes a no querer más.
      • Es poco selectivo.
      • Buscas parejas, pero no te enfocas en nadie.
      • Buen estado para tener procrear (no necesariamente para ser padres).

    1. Amor romántico
      • 12 a 18 meses
      • Es como euforia… es como el efecto de una droga.
      • Satisface el deseo de un amor fresco y renovado.
      • Enfocas tu energía en una sola persona a la vez  para aprovechar tiempo y conservar energía de apareamiento.
        • 95% del tiempo piensas en ese amor
      • Buen estado para tener hijos y formar una familia
      • Se quieren hacer cosas juntos, placenteras y nuevas...
      • Es más posesivo y competitivo.
        • Nadie se mata si le pides a alguien que tenga sexo contigo y te dice que no, pero el que alguien a quién tu amas te rechace o te engañe sí puede ser motivo para muchos de actos extremos o estados depresivos.

      1. Apego
        • Ofrece sensación de calma y seguridad con una pareja a largo plazo.
        • Un sistema que evoluciona para “tolerar” a tu pareja el tiempo suficiente para criar hijos como un equipo.
        • Buen estado para mantener una familia.
        • Si la relación evoluciona favorablemente, el amor romántico puede mantenerse a largo plazo (50 años o más).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tan importante articulo, y Dios que hacer con el apego?